El buen humor al igual que el mal humor se contagia… ¿Qué vas a elegir tú?

1

      Por Begoña García Larrauri. El humor y la risa nos sientan muy bien y entonces la pregunta que surge es, ¿por qué dejamos que se vaya perdiendo en vez de aprovecharnos de su potencial?

1. Risa y sentido del humor (SH en adelante): de qué sentido del humor hablamos.

      Humor y risa son aspectos universales de la experiencia humana que se dan en todas las culturas y prácticamente en todas las personas en todo el mundo. Humor y risa son resultado de la selección natural. La risa tiene un carácter innato y lo demuestra el hecho de que bebés nacidos sordos y ciegos se ríen adecuadamente sin haber percibido jamás la risa de otras personas. El humor y la risa nos sientan muy bien y entonces la pregunta que surge es ¿por qué dejamos que se vaya perdiendo en vez de aprovecharnos de su potencial?
      Por lo general el SH se asocia con muchas connotaciones positivas y muy pocas negativas. En primer lugar, vamos a perfilar lo que entendemos por SH para evitar malentendidos. Según nuestro modelo (García-Larrauri, Monjas, Román, Flores y Cuetos, 2004), el SH supone un comportamiento habitual y agrupa al menos 4 rasgos diferentes que pueden estar relacionados entre sí: (1) capacidad para crear humor, divertir a otros; (2) para apreciar o responder al humor creado por los demás, tendencia a reír frecuentemente; (3) una estrategia de afrontamiento o tendencia a mantener la perspectiva humorística frente a la adversidad y (4) capacidad para conectar con las personas, facilitar el acercamiento, suavizar las confrontaciones y relajar ambientes con humor…
      Puede darse el hecho de que haya personas que hacen reír a los demás (primera dimensión), pero no necesariamente tienden a usar el humor para afrontar el estrés y las dificultades de la vida diaria… El humor no necesariamente ha de llevar a la risa, ni siquiera a la sonrisa, ya que cumple una tarea importante al mostrarnos que las cosas pueden verse de formas muy diferentes a las acostumbradas: supone un juego mental que implica una actitud relajada y desenfadada hacia ideas y acontecimientos. De modo que nuestra forma de ver las cosas juega el papel esencial y, ¡lo que es más importante!, tenemos la capacidad de elegir, en cualquier situación, bajo qué mirada queremos considerarla

2. Por qué y cómo nos beneficia el SH.

    Veamos en un rápido resumen las ventajas que ofrece el SH:

2

      2.1. Aprendemos en la medida en que nos produce satisfacción y sentido de la diversión. El cambio de ánimo mejora el aprendizaje, la asimilación de los contenidos, la motivación hacia las tareas. La buena noticia es que el profesorado puede incidir con su actitud favorable al buen humor.
      2.2. Las personas que ríen juntas es muy difícil que discutan. La utilización del humor mejora el clima y las relaciones entre el alumnado y de éste con el profesorado. Deberíamos pues aprovechar el humor que surge de manera espontánea en el aula y asimismo promoverlo mediante acciones deliberadas.
      2.3. El humor es un requisito para que emerjan las manifestaciones creativas en el aula. Solo cuando hay un ambiente de confianza y libre de censura, las personas nos arriesgamos a preguntar, proponer nuevas ideas, a participar, manifestarnos como somos, etc.
      2.4. Favorece la atención y memorización al crear asociaciones divertidas y proporcionar momentos de descanso a la mente.
      2.5. Es un antídoto contra la depresión, ofrece una visión más positiva ante las dificultades. De nuestros trabajos de investigación, con programas de humor en el aula, se deduce que genera gran satisfacción del profesorado a nivel personal y profesional e igualmente en las familias.
    Después de lo señalado, el SH es una fortaleza de carácter que deberíamos cultivar desde la infancia por su efecto sobre la calidad de vida.

34

¿En qué consiste un Programa para la mejora del SH?. ¿Es posible mejorar el SH?

      Disponemos de suficiente datos de investigación como para afirmar que es posible mejorar el SH a nivel personal y asimismo trasladarlo al aula.
        El limitado espacio del que disponemos en este momento, nos impide extendernos más sobre este punto, pero en nuestra publicación (García Larrauri, 2010) se describen 82 actividades, ideas y/o sugerencias en torno a 3 ejes de la rueda del humor: generar un clima positivo y de afecto en un grupo (sector I), animar la creatividad, promover la ilusión por aprender, unir diversión y trabajo (Sector II), y favorecer el pensamiento optimista y resiliente en los estudiantes (Sector III).
        La filosofía que subyace en todas ellas es válida para cualquier grupo de aprendizaje aunque las propuestas van dirigidas a alumnado de Primaria, Secundaria y universitario y también las hay extensibles a nivel de Centro.
        Empezar bien el día: saludarse con una sonrisa bajo diferentes propuestas lúdicas.
        Propuestas para superar inhibiciones, disminuir el sentido del ridículo, la vergüenza, etc.

5

Begoña García Larrauri. Profesora Titular de la Universidad de Valladolid. Departamento de Psicología.

 Puri, Directora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s